martes, febrero 20, 2024
HomeSalud y amp; BellezaEnfermedad del calicivirus felino: ¿cuáles son sus síntomas?

Enfermedad del calicivirus felino: ¿cuáles son sus síntomas?

¿Cuáles son los síntomas del calicivirus felino?


El calicivirus felino en gatos es una enfermedad causada por muchas cepas de virus llamadas calicivirus. Esta infección ocurrirá después de que un gato infectado haya estado expuesto a otro gato que no haya estado expuesto a él a través del medio ambiente o de otra manera. El virus responsable de esto se eliminará principalmente a través de las secreciones orales, oculares y nasales.

La frecuencia de estos varía según el número de gatos que conviven y su estilo de vida. Las personas que salen mucho son más sensibles. Normalmente, las formas típicas de la enfermedad (oral y respiratoria) son más leves en gatos adultos vacunados y más graves en gatitos no vacunados.

¿Cuáles son los signos de advertencia de la enfermedad del calicivirus felino?


La presentación clínica de esta enfermedad es muy particular. Tenga en cuenta que hay:

  • fiebre ;
  • y úlceras bucales;


Con signos conjuntivales y respiratorios moderados (secreción nasal, estornudos, secreción ocular).
Las úlceras suelen aparecer en la lengua, pero también pueden aparecer en otras zonas (nariz, labios y, más raramente, la piel).

Existen algunas presentaciones menos comunes, tales como:

  • enfermedades bucales crónicas;
  • De lo contrario, cojera aguda con fiebre transitoria.

Estas manifestaciones pueden aparecer solo unos días después de los síntomas típicos de la infección natural, pero también pueden aparecer después de la vacunación, especialmente durante las inyecciones de vacunas vivas modificadas.

À LIRE  Consejos para deshacerse del acné y las imperfecciones de la piel

Recientemente se ha descrito una forma virulenta de calicivirosis felina, más frecuente en gatos adultos vacunados. Los síntomas clínicos varían ampliamente, sin embargo, la enfermedad más específica es el edema periférico, principalmente en las extremidades y la cabeza, y la fiebre, además de las lesiones ulcerativas de las almohadillas plantares y la piel.

Algunos gatos pueden desarrollar ictericia, síntomas respiratorios bastante graves y trastornos hemorrágicos, manifestados por:

  • moretones;
  • petequias;
  • y sangrando


¿Existe una cura para la enfermedad del calicivirus en los gatos?


Hasta la fecha, no existe un tratamiento antiviral disponible para combatir la enfermedad por calicivirus en gatos. El siguiente tratamiento está específicamente diseñado para apoyar al cuerpo durante el período de incubación para ayudar al sistema inmunológico.

Debe tener cuidado para garantizar un equilibrio electrolítico e hidratación adecuados, utilizando tés de hierbas si es necesario. También es importante prestar atención a la higiene respiratoria (limpieza de ojos, boca y secreciones nasales con solución salina).

Algunos gatos pueden dejar de comer debido al dolor o la fiebre de la úlcera o la pérdida del olfato. Dependiendo de la gravedad de la afección, puede ser necesario alimentar al gato lo antes posible, ya sea colocándole una sonda de alimentación o administrándole ciertos estimulantes del apetito.

Igualmente importante es:

  • Tratamientos antiinflamatorios para aliviar el dolor;
  • Además del tratamiento antibiótico adecuado;
  • Los anestésicos locales también se pueden usar en las llagas en la boca para aliviar el dolor.


¿Debes vacunar a tu gato contra el calicivirus felino?


Debido a la incidencia relativamente alta de la enfermedad por calicivirus en los gatos, se recomienda enfáticamente la vacunación sistémica de todos los gatos, incluso de aquellos que no están al aire libre.

À LIRE  entrenador deportivo nantes

Las primeras vacunas para gatitos se administran a los 2 meses de edad y las vacunas de refuerzo se deben administrar de 2 a 4 semanas después. Los anticuerpos maternos pueden interferir con la vacuna, por lo que se recomienda una tercera vacunación a las 16 semanas en comunidades de alto riesgo.

Para gatos adultos normalmente vacunados, se requieren 2 inyecciones, con un intervalo de 2 a 4 semanas. La frecuencia de las vacunas de refuerzo variará según el estado de cada gato. A partir de entonces, los gatos que viven en el interior y no tienen contacto con gatos al aire libre deben vacunarse cada 2 o 3 años.

Se recomienda el refuerzo anual para gatos al aire libre o para contacto repetido con otros gatos. Cabe señalar que la mayoría de las vacunas no brindan protección contra todas las cepas vacunales. De hecho, algunos gatos, incluso vacunados, pueden verse afectados por la enfermedad del calicivirus.

Advertising spot_img

Popular posts

My favorites

I'm social

0FansLike
0FollowersFollow
0FollowersFollow
0SubscribersSubscribe