Jueves, Febrero 22, 2024
HomeSalud y amp; BellezaInsuficiencia renal en gatos: ¿cuáles son sus síntomas?

Insuficiencia renal en gatos: ¿cuáles son sus síntomas?

¿Qué causa la insuficiencia renal en los gatos?


¿Tu gato sufre de insuficiencia renal? La insuficiencia renal en gatos representa una disfunción de sus riñones, lo que resulta en una mala eliminación de toxinas (urea) de la sangre. Los gatos mayores se ven particularmente afectados.

Es una de las enfermedades crónicas más comunes. Corresponde a una destrucción incurable y progresiva de los riñones. Descubramos juntos algunos consejos para proteger a tu gato de esto, así como algunos síntomas que te permitirán reconocer la insuficiencia renal en tu gato y tratarla rápidamente.

¿Cuáles son los síntomas de la insuficiencia renal en los gatos?
La insuficiencia renal en los gatos es una enfermedad bastante progresiva. Los síntomas que aparecen en los gatos aún no son lo suficientemente específicos e incluso pueden pasar desapercibidos al inicio de la enfermedad, para aparecer a medida que avanza el problema.

De hecho, como un tercio de sus riñones seguirán funcionando en todo momento, el comportamiento de sus bolas de pelo no se verá afectado. Entonces, podremos notar un cansancio cada vez más marcado así como enfermedades más frecuentes.

En esta etapa más avanzada, observaremos en el gato:

  • diarrea;
  • frustrado;
  • Los vómitos serán más frecuentes;
  • El gato puede perder el apetito e incluso negarse a comer;


Su micción estará acompañada de dolor y, como resultado, puede dejar de orinar, o incluso por el contrario, puede orinar con más frecuencia.

À LIRE  Consejos para mejorar tu confianza en ti mismo

De hecho, la deshidratación está en el origen de una mala filtración de toxinas, lo que le lleva a beber en abundancia, lo que puede provocar incontinencia. Si no se trata, los síntomas solo empeorarán a medida que los riñones se descomponen y pierden toda función.

¿Cómo se diagnostica la insuficiencia renal?


La insuficiencia renal en gatos se puede diagnosticar definitivamente solo con análisis de sangre. Cuando los riñones de tu mascota fallan, el veterinario puede confirmar sus sospechas observando niveles elevados de creatinina y urea.

Por lo tanto, se considerarán exámenes adicionales, como análisis de orina y radiografías, para que el veterinario pueda determinar la etapa de desarrollo y, de ser así, hacer recomendaciones de tratamiento.

¿Cómo tratar la insuficiencia renal en gatos?


Por lo general, se administran antieméticos y diuréticos para aliviar la insuficiencia renal aguda de su mascota después de un tratamiento de desafío por parte de un veterinario en forma de infusión.

Durante esta etapa, los gatos deben estar bajo supervisión veterinaria hasta que se eliminen las toxinas. La comida que le das en casa debe cambiarse para reducir la carga sobre sus riñones (el aporte de fósforo y proteínas debe ser bajo). Además, se debe prestar especial atención a la evolución de los síntomas.

Tratamiento de la insuficiencia renal crónica


Si el gato no se trata rápidamente, pueden producirse secuelas. Por norma general, los riñones siguen estando muy frágiles y su veterinario debe realizar pruebas de seguimiento para seguir su evolución.

Si tu gato sufre insuficiencia renal crónica, el tratamiento será más sutil y costoso: se tratará de ralentizar la destrucción de los riñones, aunque el daño ya presente sea irreversible.

À LIRE  Los beneficios de los aceites esenciales para la salud y el bienestar

Gracias a un seguimiento y tratamiento adaptado al estado del gato, afortunadamente podrá vivir unos años más en buenas condiciones. Tendrás que ajustar su alimentación durante el resto de su vida, sirviéndole croquetas específicas y adaptadas.

¿Cómo prevenir el riesgo de insuficiencia renal?


Hay diferentes causas de insuficiencia renal en los gatos. Este último también puede ocurrir espontáneamente, simplemente como resultado del envejecimiento de los órganos.

En este caso no existe tratamiento profiláctico. Sin embargo, seguir un estilo de vida saludable y tener que actualizar sus vacunas limitará los factores de riesgo.

Debes saber que también pueden estar involucradas ciertas enfermedades infecciosas de origen parasitario, como la enfermedad de Lyme. Por lo tanto, es muy importante garantizar un buen mantenimiento del control regular de plagas.

Varios otros factores pueden causar esto, incluida la micción deficiente debido a cálculos renales o nefritis (inflamación de los riñones). También puede ser un efecto secundario de la quimioterapia o antiinflamatorios, factores genéticos, defectos renales, etc.

Advertising spot_img

Popular posts

My favorites

I'm social

0FansLike
0FollowersFollow
0FollowersFollow
0SubscribersSubscribe